ZAMUNDA PALACE

¡Bienvenidos a nuestro nuevo cuarto de invitados donde siempre es verano!

Nos animamos a redecorarlo porque el cambio que les habíamos hecho allá por el 2012

nos parecía un poco obsoleto en relación a cómo estamos dejando el resto de la casa.

El proceso previo lo explico en este otro post.

 

 

-EL COLOR-

 

Llevaba temporadas y temporadas obsesionada con una pared de color rosa.

Habiéndolo descartado para nuestro dormitorio y la cocina, por fin me decidí a usarlo en este cuarto secundario.

Las llaves de la luz las pinté con un

spray rosa que tenía en el trastero

de otro diy.

Resultó ser prácticamente igual

a la pintura de la pared.

 

En este caso el espejo del armario juega a nuestro favor alargando visualmente la franja rosa.

 

Unas portada de Vogue de los años 30 y unos platos

decorativos fueron los

elegidos para la composición.

 

Buscando el perfecto tono de rosa unos meses antes.

 

 

Tras bucear entre mis carpetas de Pinterest y mis revistas de decoración favoritas, opté por el efecto

half painted. De este modo el color no cansaría tanto y la misma franja marcaría la zona de cabecero.

 

La franja rosa delimita la zona del cabecero.

Las demás paredes las pintamos de blanco a excepción del techo que lo

mantuvimos en el color crudo que estaba.

-Las carpinterías-

 

Los otros pequeños cambios que marcaron la diferencia consistieron

 en cambiar el color de las carpinterías.

Para la del armario, tras descartar un color azul petróleo, me decanté por el negro;

es de los detalles que más me gustan y que le dan un poquito de fuerza a todos los demás elementos.

 

 

 

El marco negro del armario le resta dulzura al rosa de la pared.

El otro detalle que marcó la diferencia fue el hecho lacar de blanco la tapa de la persiana.

Este gesto me permitió colocar cortinas en lugar de estor ya que la tapa parece formar parte de la pared y al no transparentar no se necesita de un bandó.

La tapa de la persiana pasa totalmente desapercibida

al ser lacada a tono con la pared.

Las cortinas de lino dejan pasar la luz, aportan mucho movimiento y hacen que el techo parezca más alto.

-EL MOBILIARIO-

Las camas de 105 cm de ancho con estructuras de cajones debajo no son precisamente ligeras

pero son lo suficientemente anchas para dormir cómodo un adulto y el almacenaje nos es de gran utilidad.

Como punto a su favor, diré que además tienen un diseño sencillo y atemporal;

por estos motivos de momento se quedan.

Decidí prescindir de mesillas ya que del lado de la ventana directamente no caben

y al lado del armario, con las anteriores no podía ni abrir el cajón de la cama.

Dejé los enchufes libres por si el invitado necesita cargar el móvil o enchufar el portátil

y opté por la solución creativa de enroscar una guirnalda luminosa

en la planta y tener así un punto de luz extra durante la noche.

Además siempre podré colocar los anteriores taburetes si quiero que mi huésped esté más cómodo.

-LA DECo-

 

En la pared principal y siguiendo la estética de la cocina hice una composición 

de láminas y platos que tanto nos gustan.

 

Para los que me preguntan que cómo elijo los elementos les diré que es más complejo de lo que parece.

Normalmente tengo una idea global de lo quiero pero siempre necesito contrastarlo

buscando cosas similares a eso que me imagino en internet.

No es la primera vez que descarto una idea porque al rastrearla está demasiado quemada.

Después, suelo hacer un montaje por ordenador donde voy probando diferentes combinaciones de color,

tamaños de marcos y siempre tenemos alguna pieza en nuestra colección a la que echarle mano en el último momento.

A veces tengo más piezas para colocar y a la hora de disponerlas en su sitio las

descarto porque no me convencen, el color no es como esperaba, no funciona el tamaño, etc.

En esta pared el elemento central es la lámpara de techo que desplazamos hasta aquí porque donde se encontraba antes solo estorbaba y no tenía ningún sentido para nosotros.

Esta pieza de los 80', que para mi gusto ha quedado ideal, la rescató mi suegro de los escombros de una obra

hará ya unos tres años. En realidad trajo dos, la otra es la que está en la cocina.

Para poder adaptarla a este contexto le cambiamos el cable por uno de seda y le pusimos un florón nuevo.

El toque de tendencia de los flecos que llevo viendo estos dos últimos años se lo he dado sustituyendo las lágrimas de cristal por unos en tono agua que tenía de cuando bailaba.

¡Estaban tan arrugados que los tuve que arreglar con la plancha del pelo!

 

 

 

La lámpara colocada en este punto

permite la libre circulación entre las dos camas.

 

-El elemento sorpresa-

Como adelantaba por Instagram Stories, en esta reforma me dejé llevar más que nunca.

Cuando empecé a organizar este dormitorio no sabía como vestir la otra pared, la opuesta al cabecero.

Me apetecía animarla un poco pero no quería ni repetir una galería de cuadros, ni poner espejos, (de espejos aquí ya vamos servidos), muebles tampoco... y entonces retomé una idea que tenía en mente para el recibidor,

la de pintar un jardín en la pared.

El recibidor no sé yo todavía cuando lo podremos reformar así que mi marido me dio el empujón que me faltaba.

Et voilà, ¡ya tenemos el Edén en casa!

En el jardín de mis sueños hay

rosales que crecen alrededor

de bananos y guepardos azules

que campan a sus anchas.

Es un mural que pinté

a ratitos libres y que

me tiene loca.

Aunque es muy llamativo,

no nos cansa mucho porque solo

se ve al estar dentro de la habitación.

Como único mueble auxiliar

hemos puesto esta camarera de mimbre que compramos en una tienda de segunda mano,

siempre quise tener una.

En este caso la he acondicionado como bar pero le podría poner toallas y revistas, chuches, plantitas...

en función del invitado.

De día siempre tenemos

la puerta abierta para dar

luz natural al pasillo.

Para la noche,

hemos puesto esta 

lámpara de pie con

pantalla opal blanca

que da una luz

muy agradable.

-zoom-

-DETAILS-

PARED PRINCIPAL

Marco negro: Ikea / Lámina: Vogue Cover, julio de 1919 by Helen Dryden

Marco marrón: Ikea / Lámina: Frontal de nuestra invitación de boda

Plato pájaros: H&M 2017

Marco dorado: Zara Home / Lámina: "June Bride" by Erté

Plato flores: Rastro de Madrid

Marco blanco: Ikea / Lámina: Vogue Cover, julio de 1926 by Eduardo García Benito

SOBRE LAS CAMAS

Sábanas + fundas animal print: Zara Home

Cojín geométrico: La Redoute 

 Cojín lunares: Handmade

Colchas: Ikea

Bandeja: Zara Home

Tazas: H&M

Azucarera: Tiger

PARED MURAL

Camarera: Vintage

Copas: Zara Home

 Tapete: Vintage

Base lámpara: Ikea

Cortinas: Ikea

 

¿Y esto es casi todo lo que os tengo que contar!

Estas cositas y otros detalles como el misterio del nombre,

os lo cuento por Instagram Stories.

.Si quieres ver el before & after y el proceso del mural, pincha aquí.

Fotografía: Anita Martínez

Diseño, realización y estilismo: Anita Martínez

Colaboración especial: Daniel Cobas

A N I T A  M A R T Í N E Z

A Estrada / Junio de 2018

 

 

 

 

 

A N I T A  M A R T Í N E Z

CONTACTO


 

ESCRÍBEME


 

© 2017 by A  N  I  T  A   M  A  R  T  Í  N  E  Z

ENCUÉNTRAME


 

  • LinkedIn - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • Pinterest - White Circle