BACK TO THE S E V E N T I E S

 ALL MY LOVING. . . 

-LA OCASIÓN-

Si el comienzo del pasado año estuvo marcado por la inauguración de Sendeiro,

el resto lo estuvo por la boda de nuestro amigo Pablo a miles de kilómetros de distancia;

y es que casaba nada más y nada menos que en Chile.

Pablo y Valeska nos avisaron con un año y medio de antelación

para que pudiésemos organizar el viaje con tiempo.

Además de poder vivir la ceremonia junto ellos, algo inolvidable para todos, 

aprovechamos para hacer turismo por el país con algunos de nuestros mejores amigos.

Tengo un par de carpetas destacadas en mi perfil de Instagram con algunos detalles del viaje,

pero este post va de los looks que elegimos para esta ocasión tan especial.

La boda se celebró el 7 de diciembre de 2019 en plena primavera del hemisferio sur;

por este motivo intentamos dejar todo listo a finales de nuestro verano.

-LA INSPIRACIÓN-

 

Si como yo creéis que la ropa son algo más que prendas entenderéis

lo importante que es para mí elegirlas para eventos tan bonitos.

Todos recordamos alguna pieza y la llamamos "el traje de la boda de..." o el "vestido que llevé en mi..."

y en función de la celebración le tenemos más o menos cariño.

No siempre se le puede dedicar tiempo,

pero esta sí fue una de esas ocasiones en los que el resultado no fue improvisado. 


 

Me encanta colocar todas las piezas para ver como van quedando

los estilismos y no olvidarme nada.

La boda se celebraría de tarde y la etiqueta recomendaba vestido largo.

Como siempre, pensé en los dos outfits en conjunto, me gusta que tengan cierta coherencia.

Primero nos enamoramos de un traje de lino para Dani en color cereza y después intenté

 buscar algo que encajase con este color un poco inusual en un traje masculino.

Como en vestido largo no encontraba nada de mi estilo, opté por un dos piezas

con estampado de dalias y de inspiración seventies que me pareció la pareja perfecta,

además de resultar muy romántico y "accesorizable".

"All my loving" la canción de los Beatles versionada por Los Manolos se me viene

a la cabeza cada vez que veo este pantalón campana además de recordarme a algunas anécdotas de la boda.

Como accesorios, de nuevo, volvimos a lucir un mix de piezas vintage y otras nuevas.

Me vinieron de perlas unas plataformas que tenía sin estrenar en color nude

y un turbante de jacquard que había llevado en fin de año, le daban 

al conjunto el punto de exceso un poco gipsy y un poco Studio 54 que estaba buscando.

Dani llevó el chaleco de nuestra boda y la camisa y mocasines de la de Eva y Darío,

todo muy simbólico.

_________________

Sé que los posts que más gustan son los que hablan de proyectos

pero me encanta escribir este tipo de reportajes a modo de diario.

Os dejo por aquí unas fotos que nos hizo nuestra amiga Tere antes de salir, yo sin terminar de peinarme

y Dani sin su pañuelo, pero es que estábamos tan nerviosos que las hicimos así, un poco a lo loco.

Gracias, amiga, por el recuerdo.

-details-

YO

Traje: ZARA

Turbante: El Corte Inglés

Lazo de seda: Handmade

Sandalias: Guess

Pendientes: Uterqüe

Broche, pulsera y anillo: Vintage

Clutch: Vintage (pieza preciosa

prestada de mi familia)

 

ÉL

 

Traje: Mango

Camisa: Massimo Dutti

Chaleco y corbata: Hackett

Zapatos: Hudson London

Reloj: Hugo Boss

Pulseras: Mango

Pañuelo y gemelos: Vintage

 

Y por aquí algunas instantáneas tomadas

con el móvil que no están del todo mal.

 

 

La boda tuvo lugar en el Enjoy Park Lake Hotel en Villarrica, Pucón.

Nos acompañó un día soleado que nos dejó unas vistas preciosas del lago 

e hizo que la ceremonia fuera todavía más entrañable.

A N I T A  M A R T Í N E Z

Publicado el 07 de enero de 2020 / A Estrada 

A N I T A  M A R T Í N E Z

CONTACTO


 

ESCRÍBEME


 

© 2017 by A  N  I  T  A   M  A  R  T  Í  N  E  Z

ENCUÉNTRAME


 

  • LinkedIn - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • Pinterest - White Circle