el vestido rosa

Estas son algunas de las anotaciones que hice

para dar con el color y con el concepto del vestido.

 

-el color-

 

El vestido original era de color amarillo con un estampado pequeñito

muy seventies al igual que la hechura y el bajo a contraste en color blanco.

Mi intención era hacer algo similar pero en lugar de crepe de poliéster

usar una muselina o satén de seda.

Obviamente en la tienda no había un tejido así con estas características

y tuve que cambiar un poco la idea.

Opté por comprar una base de seda blanca y teñirla de ESE color.

Tejido y plumas del para el tocado antes del teñido.

 

Todo empezó hace más o menos un año cuando Eva y Darío nos contaban que se

habían prometido durante su último viaje.

Hoy hace tres meses ya desde que se dieron el sí quiero, y me llena de tanta nostalgia...

Fue un día precioso lleno de sonrisas y lágrimas muy bonitas.

Hoy os cuento un poquito como hice realidad mi vestido para esta bonita ocasión y algún que otro detalle. 

Y es que una ocasión especial merece un vestido especial, no tanto por lo espectacular del mismo,

sino como por todo su significado.

Desde mi boda, hace ya  tres años, para la cual diseñé y confeccioné el vestido de mi hermana,

no había cosido nada más.

Cuando supe del evento solo me imaginaba un vestido de color rosa.

El rosa es un color que me inspira alegría, me huele a algodón de azúcar y 

me recuerda mucho muchísimo a mi madre. Es un color

que le encanta y creo que es de las pocas cosas que tenemos en común.

----------------

-la inspiración-

Tenía un vestido viejo de mi madre, del cual me encantaba el patrón y

el juego de tejidos que ella había amañado para un disfraz;

me pareció que sería bonito hacer algo inspirado en él.

En el boceto inicial el vestido mantenía del original el cambio de color en el bajo,

el largo y el detalle de la manga sin corte.

Como cambios añadí unos bolsillos de plastrón, el cierre por delante

y una manga ligeramente mariposa.

Saqué fotos del vestido viejo sobre el maniquí con todas las

rectificaciones, pero se me perdieron cuando se me borraron por accidente

las fotos del móvil; solo conservo las que saqué con la cámara réflex.

Intentaré poner algo en mis Stories de Instagram.

Después de varias pruebas al fin di con el tono

con el que soñaba.

Pero así tal cual me parecía un poco ñoña, y como no, la teñí también.

He de decir que con esta tela no me fue tan fácil el experimento

y me llevé un buen susto, pero al final quedó así de ideal.

Reservé unos centímetros de tejido sin tratar para hacer el bajo,

pero no tenía suficiente cuerpo y el blanco no funcionaba nada bien.

Opté por hacer una enagua blanca con esta pieza y la exterior

en una organza que armaría más el vestido.

Me volví loca cuando volví a la tienda y me ofrecieron

esta maravilla en seda bordada con florecillas.

Para dar volumen y evitar transparecias, el vestido llevaba una enagua inferior con el

bajo de satén que descarté para el exterior.

 

Acabado al filo por un lado,

y rematado con encaje Valencienne también teñido

por el otro.

Además dejé la enagua más corta

para jugar todavía más con estas transparencias tan bonitas.

Como elementos decorativos simplemente

cosí unas flores inspiradas en los diseños Art Decó

realizadas a mano con la misma tela

y colocadas sobre unas sencillas cintas de terciopelo.

Para añadir un poquito de brillo

bordé unos detalles de abalorios

sobre los pétalos y el estampado

de la organza.

Era algo muy sutil,

casi imperceptible y apropiado

para un vestido de día.

Muchos detalles como los bajos,

los bolsillos, las puntadas interiores...

están cosidas a mano

para no estropear

el tejido.

-el PROCESO-

-el gran día-

A pesar de que por la mañana cayeron unas gotitas de lluvia,

el día no pudo venir más optimista y luminoso.

El vestido ya descansa en mi armario y

lo recordaré siempre como el vestido de

la boda de Eva y Darío inspirado en mi madre.

¿Puede ser un vestido más entrañable?

Ya está en el número dos de los vestidos de mi vida.

A mitad del proceso decidí que era mejor

cerrarlo por detrás con una hilera de

botones dorados.

-DETAILS-

 

Tocado: Hecho a mano

Joyas: Joyero familar

Laca de uñas: Kiko Milano

Polvera: Chanel

 Clutch: & Other Stories

Sandalias: Lella Baldi (pintadas a mano)

Traje tres piezas: Mango

Camisa: Massimo Dutti

Mocasines: Hudson London

Corbata: Adolfo Domínguez

Pañuelo bolsillo: Hecho a mano

 Reloj: Hugo Boss

Pisacorbatas y sello: Joyero familiar

Gemelos: Vintage

A N I T A  M A R T Í N E Z

agosto de 2017

publicado el 26 de noviembre de 2017

A N I T A  M A R T Í N E Z

CONTACTO


 

ESCRÍBEME


 

© 2017 by A  N  I  T  A   M  A  R  T  Í  N  E  Z

ENCUÉNTRAME


 

  • LinkedIn - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • Pinterest - White Circle