LA COCINA

La llené de flores y me tomé un ratito para fotografiar

la estancia más utilizada de la casa.

Aunque a finales de 2016 ya le hicimos muchas mejoras,

hemos aprovechado la actual reforma general que le estamos haciendo a la casa - estudio

para actualizar algunos detalles que en su día solucionamos de manera provisional.

Puedes ver la anterior reforma pinchando aquí.

 

 

-EL SUELO-

Debido a la planta tan irregular y a las reducidas dimensiones que tiene la cocina,

pensé que un pavimento que fomentase una sensación de continuidad

similar a la que aportaba el anterior suelo pintado era lo más apropiado.

El diseño rústico de las puertas también condicionaba la elección del mismo

limitando las posibilidades; finalmente el aire francés que tienen los muebles me llevó a

decantarme por un suelo de mosaico estilo bistrot.

Tras descartar todo tipo de patrones de la clásica "margarita" bicolor

opté por hacer mi propio diseño a tres tonos.

Recorté un centenar de margaritas de papel y después las posicionamos

sobre el mosaico blanco hasta que dimos con la combinación que más nos gustaba.

Los muebles se encontraban en un estado más que aceptable a pesar del uso diario

que le damos; aun así decidimos aprovechar el cambio del suelo para "refrescar" algunos acabados.

Pinté de nuevo todos los frentes de cocina pero esta vez con pintura

Chalk Paint en acabado satinado de la marca "Autentico".

Esta pintura a la tiza ecológica de alta calidad es la que siempre os recomiendo

cada vez que elegís pintar vosotros mismos. 

Por suerte, tanto el color blanco como el negro 

igualaron los tonos anteriores sin necesidad de tener que repintar algunas zonas de peor acceso.

Aprovechamos también para sustituir todos los pomos y tiradores pintados por otros

de metal dorado; estos sí se encontraban bastante deteriorados.

El suelo, un rodapié nuevo, los tiradores... 

algunos fueron cambios premeditados y otros fueron forzados

por otras circunstancias.

 

 

-LA NEVERA-

 

Habíamos decidido quedarnos con la nevera tal y como estaba,

en vidrio templado rojo y detalles en acero inox,

pero se nos rompió intentando asegurar unos de los tiradores

que se había soltado y tuvimos que improvisar una solución estética y más o menos asequible.

Escogí junto con mi amiga Eva un tono de azul que emparejaba muy bien

con el mosaico de la cocina.

 

Los frentes de la nevera son de MDF

lacados en taller en el tono Ral 5024 acabado satinado.

Los demás frentes de la cocina están pintados de forma manual 

en el tono Huile de Noix, en el caso del blanco,

y en el tono Nocturnal para los frentes en color negro;

ambos con la pintura Versante Eggshell de la marca Autentico Chalk Paint.

- LA PUERTA -

 

 

Sustituimos también todo el rodapié perimetral,

pintamos algunas paredes que se empezaban a amarillear

y le dimos otro aire a la puerta de la cocina.

Pinté la puerta del mismo blanco que los muebles y sustituimos

los herrajes que le daban un aspecto muy desfasado por otros 

con un diseño más estilizado.

Los nuevos cristales texturizados ayudaron a actualizarlo

sin competir con su diseño clásico y robusto.

 

Aunque no es la cocina de nuestros sueños y no es todo lo práctica que nos gustaría,

el hecho de tenerla terminada, recogida y bonita nos ha supuesto un gran alivio estas últimas semanas.

Tengo pendiente renovar las lámparas y quizás añadir otros detalles a las paredes

pero me lo voy a tomar con calma, quiero disfrutar del proceso.

Por el momento es un espacio en el que me resulta muy agradable trabajar;

en él puedo hacer bodegones, cocinar, arreglar mis flores

o poner las mesas bonitas que tanto me gusta preparar.

Todavía no podemos recibir visitas pero la iréis viendo a diario a través de mi cuenta de Instagram.

Os dejo con algunas maravillas que han salido del huerto de flores,

otro highlight de los últimos meses con el que hemos experimentado y disfrutado tanto este verano.

Zinnias en el centro de la mesa y gladiolos al fondo de la imagen.

El cuadrito del jarrón es una maravilla vintage delicadamente pintada mano que adquirimos

hace unos meses en un anticuario.

Cosmos de color rosa en primer plano;

estoy maravillada con su delicadeza, parecen de papel.

Gladiolos... a mi abuela le encantaban y yo no se los llevaba nunca porque no veía cómo utilizarlos.

Este año se me ocurrió sacar estos jarrones amarillos que compré hace diez años y que creo que le van

perfectos a esta flor, una flor que está volviendo a tener du momento, un tanto kitsch y divertido.

Dalias "Cafe au Lait" todavía sin su tono definitivo

Las dalias de la casa, blancas y tamaño XL.

A N I T A  M A R T Í N E Z

 

 

 

A Estrada / 16 de agosto de 2022

A N I T A  M A R T Í N E Z