S E N D E I R O, el previo

Tengo que reconocer que se me encoge el corazón al hablar de la implicación que ha supuesto para mí y para toda nuestra familia este proyecto.

Sendeiro es el sueño hecho realidad de mi hermana Sonia.

__________

Sonia es esteticista, pero yo diría que no una del montón.

Su visión de este mundo va más allá del maquillaje y los postizos.

Ella lo ve más como algo que sirve para conectar con nuestro interior,

evadirse del ajetreo del día a día

y relajarse a la par que mimar el cuerpo.

Ella tardó años en dar con la profesión que la representaba.

Le encanta ayudar y conectar con los demás de una manera muy discreta,

es apasionada de la naturaleza gallega e incompatible con casi cualquier tipo de tecnología.

Así que tras años de formación y de trabajar para distintas

empresas del sector pensó que era el momento de dar a conocer

su punto de vista del bienestar y la belleza.

El pasado 23 de febrero de 2019 presentamos por fin, Sendeiro

-EL CONCEPTO-

 

El nombre y la inspiración general son el resultado de

infinitas lluvias de ideas durante las sobremesas de invierno.

Como pauta a seguir solo teníamos en mente que principal corporativo tenía que ser verde, su color favorito.

Podéis ver su  habitación en el campo aquí, donde el protagonista también era este color.

Verde, naturaleza... tras repasar todo tipo de cítricos, hierbas y árboles, dimos

con esta palabra tan bonita que casi los incluye a todos, Sendeiro.

Además, a pesar de ser una palabra en gallego, es fácil de pronunciar en castellano, más o menos obvia de traducir

y en seguida nos evoca la sensación de paz y belleza propia de nuestros montes.

Además, a mi este sustantivo me parece casi un adverbio, ya que algo que va "sendeiro" me parece

que suena a "que fluye despacio".

Nos encantaba la idea de crear una atmósfera mágica que recordase a los paseos

por el monte, entre infinita vegetación y árboles centenarios.

Queríamos huir del efecto clínica blanca impoluta que tienen el 50% de los centros de estética

y de los tonos tierra y de inspiración zen que tienen el otro 50·%.

No queríamos para nada caer en clichés deco, tipo budas, bambú y piedras de canto rodado.

Pero tampoco resultar cursis con muebles de inspiración afrancesada y hechos en serie o

de estilo rústico informal lleno de bombillas "Edison" presente en tantos locales.

Fue así como nos fuimos imaginando un estilo autóctono de otra época.

Uno que nos recordaba al interior de los pazos gallegos, a casas solariegas del s. XIX,

a las viviendas burguesas de aquel momento e incluso un poco a casa de abuela

de los años 50, con sus mueblecitos de madera, sus visillos y el olor tan característico de alcanfor,

bizcocho recién hecho y a leche calentada en cazo.

Con todas estas ideas nos creamos nuestros moodboard de ideas mientras ella buscaba el bajo perfecto para llevarlo a cabo. 

-LA ELECCIÓN DEL COLOR-

Habíamos mirado con Sonia la posibilidad de utilizar zeliges artesanales para

revestir el mostrador o alguna pared de las cabinas, nos parecían preciosos por su belleza rústica e irregular.

Entonces en marzo de 2018, Daniel y yo, que nos habíamos ido unos días a Madrid a ver exposiciones y showrooms,

aprovechamos para ver el espacio de Mosaic del Sur y nos trajimos tres muestras de sus maravillosos azulejos.

                         Mosaic del Sur, C/1003                                     Mosaic del Sur, C/1043                                    Mosaic del Sur, C/1009   

Finalmente ganó el que ya habíamos escogido en su web, el color 1043.

Nos encantó porque nos recordaba al tono que toman las hojas de los árboles cuando empiezan a amarillear.

Este verde dorado tan bonito y distinto nos permitiría incluir amarillos y rojizos,

así como emparejarlo muy bien con tonos ciruela, el otro color corporativo.

Santeles, A Estrada

La referencia para la pintura y sus conversiones para diseño web.

 El color 1043 de

Mosaic del Sur,  

usado

como inspiración para

el color corporativo.

-LA ELECCIÓN DEL local-

Tras dos intentos de alquiler en Pontevedra, Sonia encontró este bajo en Villagarcía en verano de 2018.

 

En plena Plaza Ravella, este bonito edificio data de 1900.

A todos nos pareció ideal, de techos altos, luz natural, y atención, ¡paredes de piedra!

¿Hay algo más rural que una pared de "piedra del país"?

Imágenes del bajo antes del alquiler. El cristal de la derecha era diferente y estaba cortado porque antes estaba aquí el cajero del banco.

Este bajo, en el que antes había un banco, tenía unos 58m2 y

solo un par paredes que se podían aprovechar.

Con instalación de aire acondicionado, un solo aseo y un cristal del exterior para cambiar entero,

el bajo necesitaba una reforma del 90% para adaptarlo a este proyecto.

Evolución de la planta existente a la versión casi definitiva.

Cómo se puede apreciar, el bajo tenía que albergar (empezando por la derecha), una oficina chiquitita, un armario,

una cabina con bañera, una cabina con ducha, un habitáculo con doble altura para pedicura y manicura

y un espacio para tienda y talleres.

Así estaba el bajo comercial antes de la reforma.

El local tenía hasta cuatro alturas de techo que finalmente decidimos unificar en tres.

De este modo, tendríamos una altura de 3,70 en la primera parte de la tienda, 3,20 a partir de la mitad del 

pasillo y 2,10 en el local del fondo. Así la luz natural envolvería todo el interior de más a menos como si de de una cueva se tratase.

Evolución de este frontal desde como lo encontramos hasta nuestra decisión final.

NOTA:  Las plantas y

sección son de los aparejadores.

Sección donde se pueden apreciar las distintas alturas.

Bocetos míos con

anotaciones de alturas

y detalles para la

iluminación.

-LA ELECCIÓN DE los revestimientos-

Descartamos la tarima flotante por incompatibilidad con las zonas húmedas

y por su apariencia poco auténtica. 

Fue entonces cuando empezamos a darle vueltas al concepto de las casas modernistas y

pensamos que un porcelánico que imitase el suelo hidráulico, sería una buena opción:

es higiénico, apto para todo tipo de estancias, duradero y muy decorativo.

Barajamos varias opciones hasta que Sonia se enamoró de este modelo que nos encajaba en precio y colorido. 

Fue sin duda, el detalle que más halagos recibió el día de la presentación.

El equipo de Big Mat Dalarjo nos consiguió una muestra y a partir de ahí se eligieron muchos detalles más.

Esta baldosa de la marca Vives tenía un montón de detalles.

 

-El amarillo de la baldosa servía de nexo entre los dos verdes.

-Quedaba bien con la piedra.

-Las formas vegetales eran un plus.

-Nos encantó el detalle de la cruz lobulada a medio camino entre lo celta y lo románico, 

Porcelánico Mod. Gaudí de Vives Cerámica.

Para la elección del alicatado de los baños, finalmente optamos por uno rústico beige en formato 13x13.

Es así como nuestro zelige verde oliva pasó a ser inspiración y no parte del proyecto.

Azulejo 13x13 Modelo Artisan C/Ocre de Equipe.

Par el plato de ducha, descartamos integrar un tercer tono de beige eligiendo en su lugar un color de la carta ral.

Me daba un miedo tremendo porque escogí el color online.

Finalmente, el color y su perfecta colocación por parte del equipo contratado, resultó ser otro éxito.

Esta referencia de la carta Ral, resultó ser muy parecida a nuestro verde dorado corporativo.

Una vez elegidos todos los revestimientos, teníamos que escoger la pintura principal.

Necesitábamos un tono que potenciase nuestro "verde dorado",

que empastara bien con los distintos azulejos, con la piedra y que resultase acogedor y relajante.

Esta decisión la tomamos a la par que elegíamos un papel de inspiración campestre.

Elegimos un verde lima muy clarito de la carta universal NCS.

Lo aplicamos en paredes, techos, puertas e incluso en los apliques 

del techo que nosotros mismos pintamos.

El papel elegido fue el modelo Summer Harvest de la marca inglesa Sanderson, en versión verde.

-LA ELECCIÓN DE los textiles-

Los textiles también eran un elemento clave al que queríamos dedicar mucha atención;

ayudarían a transmitir la sensación de calidad y a potenciar el ambiente de hogar que queríamos conseguir.

Las camillas se vistieron con sábanas hechas a medida y colchas

brocadas de Zara Home mientras que para las cortinas y los tapizados

escogimos telas florales de estilo inglés.

Algunos tejidos que barajamos.

Para las cortinas de 4 metros de alto escogí este estampado floral coordinado con

una banda de terciopelo burdeos y pasamanaría a contraste.

-el mobiliario-

Para el 90% del mobiliario optamos por piezas de segunda mano.

Nos parecía una manera muy bonita de reciclar y a la vez conseguir un estilo único y auténtico de otra época.

Durante meses nos recorrimos un montón de anticuarios, centros Reto,

tiendas de oportunidades y ferias, buscando las piezas perfectas.

TIP:

Para acertar en este tipo de búsqueda, aconsejo saber de antemano

el estilo y pieza que queremos conseguir y no ir a ciegas. 

Recomiendo llevar anotadas las medidas en las que nos podemos mover,

llevar un metro y el móvil cargado para fotografiar; después de ver 30 lámparas,

no sabrás ni de donde era la que te gustaba.

Ten en cuenta también si necesita reparación y cuanto tiempo y dinero necesitarás invertir en ello.

Con este aspecto nos encontramos muchos de los muebles elegidos.

-la iluminación-

Para la iluminación nos negábamos a utilizar focos empotrados

y falsos techos prefabricados blancos.

Nos apetecía más crear una atmósfera bonita que iluminarla en exceso.

Salvo para la iluminación estrictamente funcional, que recurrimos a tiendas convencionales,

para todo lo demás, elegimos lámparas antiguas.

Unas lámparas a las que les hubo que cambiar toda la instalación interna, los casquillos y añadir cadenas y piezas

para adaptarlas a nuestras alturas de techo.

Nuestras lámparas Emma y Daniela antes de la restauración..

-las puertas-

Para las dos cabinas y la oficina compramos puertas dobles de acabado sapeli,

seguramente de los 90, en un almacén que vende restos de stock.

Las manillas de latón antiguo son de Hierros Diego, una ferretería con muchísimos años de historia

que atesora piezas que se fabricaban en España con su nombre.

El equipo de Cartec Carpintería se encargó de trabajarlas para que pareciesen nuevas.

Las puertas en Cartec antes de que las dejasen preciosas.

Manillas con solera.

Para el cuarto de baño nos gustaba la idea de utilizar una puerta antigua de verdad, quizás tipo granero, de corredera....

finalmente, encontramos estas bonitas puertas de 2,70m de alto que nos enamoraron.

En el almacén, nos dijeron que habían estado a la casa de un médico en el casco histórico de Santiago.

Nos llamaron la atención el detalle de esquinas lobuladas en sus tallados y los escudos en cada una de las hojas.
 

Las puertas están hechas de pino tea, una madera de muy buena calidad que ya no se suele usar.

En Cartec se encargaron de reponer el marco en uno de los lados, retirar la cerradura

y de sellar lo imprescindible para su posterior pintado

Digo lo imprescindible, porque queríamos mantener las grietas causadas por el paso de los años.

Su restauración corrió a cargo de Arte 23, un estudio formado por una pareja de italianos afincados en Betanzos.

Los conocí en la pasada Feira do Moble, aquí en A Estrada; cuando los vi (aún no teníamos ni puerta) supe 

que trabajaríamos con ellos. Ven la pintura de una manera muy romántica,

utilizando pigmentos naturales y aplicada con técnicas del Renacimiento.

Aunque nos gustaría no haberla tocado, el color no encajaba con todo lo demás.

Tomaron como referencia nuestro color corporativo.

-el aseo-

Desde un principio supimos que el aseo también tendría su protagonismo con detalles

especiales que lo hiciesen único.

Decidimos mantener un trocito de la pared original. En seguida nos vino a la cabeza

la idea de recrear el patio interior de "casa de abuela": con su grifo de jardín, su lámpara de porche,

las plantitas, etc.

Nos vino de perlas un fregadero de piedra que había traído mi suegro de un derribo.

Lo complicado vino cuando tuvimos que colocarlo de manera segura en una pared de Pladur.

Finalmente, asesorados por el equipo de Aluminios Campos, logramos 

anclarla a la pared con éxito mediante un par de escuadras soldadas a una gruesa platina de hierro.

Para ocupar menos espacio en planta la integramos en una hornacina.

La pila antes del pulido.

El trabajo de acondicionamineto

de la piedra, lo hizo el suegro de Sonia,

(Mámoles Jandra, Sanxenxo).

Así quedó antes de cerrar

la pared de pladur.

Todo el trabajo en metal

lo hizo Aluminios Campos, Metalístería.

Con ellos diseñamos desde este soporte,

tapas de registro de aluminio a medida

y hasta desagües en latón.

Anuska, del departamento de diseño,

fue mi gran descubrimiento de 2018.

Bocetos cortesía

de

Aluminios Campos, Metalístería.

-la  obra-

Os dejo por aquí algunas imágenes. 

Cuando inauguramos todos tenían curiosidad por saber cómo nos habíamos encontrado el inmueble;

espero que con este avance todo el mundo se pueda hacer una idea del estado inicial.

Pincha sobre la imagen central para abrir la galería.

Esto ha sido solo un breve resumen.

En el próximo publicación compartiré las imágenes definitivas, un montón de detalles

y las direcciones y teléfonos de las

empresas que han participado y cuyo trabajo recomiendo.

A N I T A  M A R T Í N E Z

15 de mayo de 2019

A N I T A  M A R T Í N E Z

CONTACTO


 

ESCRÍBEME


 

© 2017 by A  N  I  T  A   M  A  R  T  Í  N  E  Z

ENCUÉNTRAME


 

  • LinkedIn - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • Pinterest - White Circle